BloomIT Digital Academy

¿Por qué crear webs accesibles?

Publicado el 08/11/2018 por María Campano
Noticias

Foto de cover

Al momento de planificar el diseño de una página web es importante tener en cuenta quién será nuestro público. Aquel que se sienta atraído por el producto o servicio que se ofrece, debe poder comprender rápidamente de qué se trata, cuáles son sus beneficios y cómo obtenerlo. Cuando piensas en aquellos potenciales usuarios o clientes, ¿cómo son?

Si en tu mente se ha formado la imagen de un hombre o una mujer de unos 35 años, exitosos y dispuestos a seguir tu propuesta, debes saber ¡que estas ignorando a un altísimo porcentaje de personas! Es hora de que expandas tu visión para que la web que estas a punto de diseñar incluya desde tu sobrino a tu abuela. ¿Cómo? Creando una web accesible.

¿Qué es la accesibilidad web?

La accesibilidad web es hacer que tu sitio sea realmente inteligible para la mayoría de las personas. Si observas con atención a quienes te rodean podrás distinguir muchas situaciones que ponen a los seres humanos ante desafíos que la tecnología puede alivianar con tan solo cambiar el enfoque. ¡Y tú puedes ser parte de ese cambio!

Hacer una web accesible requiere tener en cuenta usuarios que experimentan:

  • Diferentes grados de disminución visual
  • Dificultado para oír total o parcial
  • Discapacidad motriz circunstancial o permanente
  • Problemas para leer y comprender

Estas problemáticas no solo incluyen a personas que conviven con alguna discapacidad permanente. También afecta a quienes sufrieron algún accidente, o se recuperan de una enfermedad y, temporalmente, están inhabilitados para interactuar con su teléfono o computadora. Una web no accesible puede resultar problemática por muchos factores, entre los que se incluyen también: una conexión lenta a internet, un espacio en donde no es posible utilizar el audio de un dispositivo, o una pantalla pequeña y una web que no está pensada para las nuevas tecnologías.

Es por esto que las características de tus usuarios, y sus condiciones, son esenciales para diseñar pensar cómo será tu página web. Los datos demográficos son de gran ayuda. Según estimaciones de las Naciones Unidas, en una década habrá más de mil millones de personas en el mundo de más de 60 años. La edad no implica que no sepan usar los dispositivos tecnológicos, sino que, probablemente, tengan algunas dificultades propias del envejecimiento que tal vez reduzcan sus habilidades. Con solo mirar a tus abuelos o tus padres verás qué sucede cuando se encuentran con letras pequeñas y tipografías tan artísticas que resultan incomprensibles.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud informa que más del 15% de la población mundial convive con alguna discapacidad de forma permanente. Una web accesible les permitirá a estas personas acercarse a tu sitio y tener una experiencia positiva con tu propuesta. Pero, ¿cómo? El World Wide Web Consortium (W3C) estableció ciertos parámetros para crear un diseño inclusivo, que tenga en cuenta tanto las situaciones temporales, permanentes o aquellas vinculadas al envejecimiento, de los usuarios presentes y futuros de la web.

Siguiendo estas sencillas pautas del W3C podrás crear una web exitosa que respete e incluya a la diversidad de quienes lo consultan:

Sobre el diseño,

# Tener en cuenta el CONTRASTE entre los diferentes planos (textos y fondos) para no provocar confusiones o dificultades que hagan ilegible la información.

# Utilizar TIPOGRAFÍAS CLARAS, con trazos rectos como Verdana, Sans o Calibri. Pon mucha atención al tamaño de la tipografía, olvídate de todo lo que esté por debajo de 14px.

# El COLOR no es buen consejero para transmitir información. Personas con disminución visual o daltonismo pueden experimentar confusión si no distinguen ese tono con el que quieres destacar un concepto nuevo, una advertencia o un testimonio.

# Los MECANISMOS DE NAVEGACIÓN y lectura de una web tienden a generar comportamientos repetitivos. El usuario busca la información donde sabe que la puede hallar y es aconsejable servirse de ese aprendizaje para facilitar el recorrido de tu sitio.

# El estilo de tu web es un gran aliado para guiar al usuario en la navegación, solo necesitas CONSISTENCIA. La posición de la información, los titulares y los tamaños de letras asistirán al visitante en el recorrido. Además, no olvides la importancia del menú y el botón "buscar" para quienes necesitan hallar algo rápidamente.

# Desarrolla un sitio que pueda ser navegado utilizando TECLADO. Por una situación ocasional, como un brazo lesionado, una discapacidad, o sencillamente, ¡porque el mouse está roto!, debes brindar esa posibilidad a quien lo necesita.

# Identificar los ENLACES con subrayado. Además, debes aclarar si un enlace abrirá una nueva ventana. Imagina que quienes utilizan un lector de pantalla deben saber qué está sucediendo y a qué parte de tu sitio lo estás redireccionando.

Sobre el contenido,

# Crea TEXTOS breves, concretos y con un vocabulario comprensible para tus usuarios.

# Ofrece formas alternativas de expresar el contenido utilizando imágenes, vídeos, gráficos o íconos que alivianen la lectura y organicen la información de una forma más fluida. Los materiales audiovisuales requieren de breves descripciones sobre la pieza. No olvides incluir controles que permitan pausar o activar la reproducción.

# Todos los videos que utilices deben contar con CLOSED CAPTION para que puedan ser leídos por personas con discapacidad auditiva o por lectores de pantalla.

# Los FORMULARIOS deben contener una descripción de lo que se solicita en cada paso y ofrecer respuesta ante errores comunes que pueda cometer el usuario. Señalar que hay un error no sirve a menos que se explique cómo se puede solucionar.

La creación de sitios accesibles es el futuro del desarrollo web. Esto permitirá que millones de usuarios se conviertan en clientes, facilitando su acceso a servicios y productos que podrían ser importantes para su vida.